13.4.09

La deuda externa gubernamental / Por Alberto Serdán

De la deuda externa gubernamental

Durante Semana Santa me di a la tarea de revisar la deuda del gobierno mexicano debido a dos noticias: por un lado la línea de crédito solicitada al FMI por 47 mil mdp y por el otro un préstamo que recibió el gobierno por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (y el Banco Mundial) para operar el programa Oportunidades.

Las sirenas de alarma llegaron a mi cabeza cuando hoy fui al súper y me ofrecieron que lo pagara a 13 meses sin intereses. O sea, que me prestaban para pagar el súper de todos los días (o dicho en palabras rimbombantes, el gasto corriente). Le pregunté a la señorita que cuándo empezaron con esto y me respondió que desde la semana pasada.

La relación es muy clara, estamos pidiendo prestado para pagar el gasto corriente y eso, a decir de expertos en finanzas y expertos en sentido común, es la fase previa al desastre financiero. Ocurrió antes de la crisis de 1995, antes de la crisis argentina a principios de esta década y puede ser la fase previa de algo que puede venirse en unos meses. La regla de oro dice que las deudas nunca, nunca deberán tenerse para pagar el gasto corriente sino para inversiones que por su naturaleza generen un impacto económico mayor en el futuro.

Si usted pide prestado para un coche, una casa, una computadora, es porque se espera que en el futuro usted obtenga un mayor beneficio, sea porque se vuelve usted más productivo o sea porque elevará su calidad de vida en un horizonte de tiempo mayor al del corto plazo. De otro modo, el riesgo de caer en cartera vencida es muy alto, como ya está ocurriendo actualmente y como vimos en este blog en "La cartera vencida del crédito al consumo" (3/04/09).

Todo esto viene a cuento por la noticia que publica hoy La Jornada en sus ocho columnas y que se relaciona con la gráfica que les tenía preparada: el gobierno se está endeudando en forma alarmante y todo parece indicar que lo hace para sostener su gasto corriente. En términos semestrales, la deuda externa creció 52 por ciento, por mucho el mayor incremento desde 1990 ¡Cuidado, mucho cuidado!

(haga clic sobre la imagen para agrandarla)

(haga clic sobre la imagen para agrandarla)

DEUDA EXTERNA EN MÉXICO 1990-2009
FUENTE
Datos: Banxico y SHCP, 2009
Cálculos y gráficos: Alberto Serdán, 2009



***********

Calderón elevó la deuda pública casi en un billón de pesos en 2 años
* Duplica los pasivos contratados en el primer bienio del sexenio anterior: SHCP y BdeM
* Entre 2006, cuando tomó posesión, y fines de 2008 el débito aumentó 28.7%
* Cada mexicano debe más de $40 mil
* Es la administración con mayor endeudamiento en ese lapso


La Jornada, 13 de abril de 2008.
Susana González e Israel Rodríguez

Aun sin haber utilizado los 57 mil millones de dólares de las líneas de crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI), de los bancos Mundial (BM) y del Interamericano de Desarrollo (BID), la administración del presidente Felipe Calderón incrementó la deuda pública en 968 mil 477 millones de pesos sólo en los dos primeros años de su gestión, monto que duplica a los pasivos contratados en el primer bienio del sexenio anterior.

Incluso equivale a 12 veces el endeudamiento contratado durante los dos primeros años del gobierno de Ernesto Zedillo, cuando el país enfrentó la crisis económica más severa de los últimos 60 años, revelan informes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y del Banco de México (BdeM).

Cuando Calderón Hinojosa tomó posesión como presidente en diciembre de 2006, la deuda pública total (interna, externa y contingente) sumaba 3 billones 364 mil 650 millones de pesos.

Al finalizar 2008 los pasivos públicos totales ascendieron a 4 billones 333 mil 123.5 millones de pesos, lo que implica un aumento de 28.7 por ciento en 24 meses, indica el Informe sobre la situación de las finanzas públicas al cuarto trimestre de 2008.

En contraste, su antecesor y correligionario panista, Vicente Fox, inició su gestión en 2000 con una deuda pública total de 2 billones 318 mil 200.1 millones de pesos. Un par de años después el endeudamiento aumentó 17.75 por ciento, equivalente a 411 mil 641.9 millones de pesos, para situar la deuda pública total en 2 billones 729 mil 842 millones de pesos al final de 2002.

Sin embargo, la diferencia es más acentuada si se compara con la que hasta hoy es considerada la peor crisis económica de la historia reciente del país.

En 1995, cuando empezó la última administración priísta encabezada por Ernesto Zedillo, los pasivos públicos totales sumaban 837 mil 213.7 millones de pesos. Dos años después, en 1997, el endeudamiento creció 9 por ciento, unos 76 mil 523.7 millones de pesos, para ubicarse en un total de 913 mil 737.4 millones de pesos.

Con la deuda pública actual cada uno de los 107 millones 551 mexicanos que conforman la población debe 40 mil 289 pesos, cuando al arrancar el sexenio de Felipe Calderón la deuda per cápita era de 32 mil 44 pesos. Es decir que aumentó 8 mil 245 pesos por mexicano o 25.7 por ciento en 24 meses.

La administración calderonista se ha erigido así en la que mayor endeudamiento ha registrado en los últimos 14 años durante su primer bienio, según consta en los registros históricos de la SHCP.

No obstante lo anterior, la deuda puede incrementarse todavía más si se utiliza la totalidad de los líneas de crédito anunciadas en las últimas semanas y que provienen de organismos financieros multilaterales.

Se trata de un total 57 mil millones de dólares, equivalentes a 761 mil 793.6 millones de pesos al tipo de cambio registrado el 8 de abril para pagar deuda externa, y que provendría de tres fuentes distintas. El FMI puso a disposición de México 47 mil millones de dólares, que se prevé serán aprobados por su junta de directores esta semana, mientras los restantes 10 mil millones serán proporcionados por el BM y el BID.

Los 30 mil millones de dólares a través de las líneas de intercambio o swaps, que puso a disposición la Reserva Federal del Tesoro de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) no forman parte de la deuda pública, ya que se trata de un intercambio de dólares por pesos y viceversa con el Banco de México, que ayudarán a proporcionar liquidez a las empresas que lo necesiten pero con previa garantía.

Deuda externa crece 38%

Las estadísticas oficiales muestran que durante los ocho años que cumple el Partido Acción Nacional (PAN) de gobernar el país, la deuda externa se incrementó 307 mil 975 .9 millones de pesos, lo que implica un aumento de 38 por ciento.

En 2000 los pasivos externos sumaban 802 mil 418.6 millones de pesos, pero al finalizar 2008 el monto se elevó a un billón 110 mil 394.5 millones, pese a que la administración de Fox se dedicó hacer pagos adelantados para liquidar los débitos externos.

2 comentarios:

  1. Anónimo12:03 p.m.

    Puede que Calderon incremento por 2 billones en dos anos, pero te aseguro q estamos mejor que cualquier idiota ratero de el PRI o PRD, no sean ardidos gente

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por su comentario, su tiempo, su lectura y le invito cordialmente a leer el resto del blog.

    ResponderEliminar

La ventanilla: para el desahogo, las dudas, las reclamaciones y las sugerencias. (Para prevenir spam, todos los comentarios son moderados por EChPm)