28.5.09

Fast forward

Por Claudia Campero Arena y Alberto Serdán Rosales

Desde la alternancia y hasta el día de ayer, México ha sufrido cerca de 19 mil 433 ejecuciones relacionadas, presuntamente, con el narcotráfico. En marzo se reportaba que cada día era asesinado un policía. La pus crece a la par de los decomisos históricos en armas, transportes, droga y dinero; también han habido detenciones espectaculares (como la de los alcaldes en Michoacán y otros capos de la droga) y acusaciones escandalosas (como la de ex presidentes ligados al narco). También hay abusos de la autoridad, especialmente del Ejército (como ha sistematizado Human Rights Watch y Amnistía Internacional, entre muchas otras organizaciones, particularmente mexicanas), corrupción, impotencia y desolación.

La pregunta que ha hecho Milenio Diario, cuyo luto por un colega periodista asesinado es compartido con otros 50 profesionales que han corrido la misma suerte, sigue sin responderse ¿cuántos muertos más costará esta lucha contra el narcotráfico? ¿cuánt@s huérfan@s, viud@s, deudos más?

Más allá de los análisis respecto de la pertinencia en la manera en que se está instrumentando esta lucha (sabemos de fuentes confiables y de primera mano que en el Ejército están en desacuerdo con la estrategia trazada –no así en la necesidad de la lucha) y de los resultados (considerando que no se sabe cuáles son los parámetros de referencia para saber se va ganando o no); más allá de esto, decíamos, hay historias truncas, sueños perdidos, infancias rotas.

Fuente: Milenio Diario, 19 de marzo de 2009

En materia de narcotráfico y sus funestas consecuencias, Colombia es un doloroso espejo cargado de un desolador futuro. Es un fast forward de lo que está ocurriendo en México. En particular, estamos hablando de un fenómeno que aún no se ha dado de manera masiva aquí, pero que en Colombia está ocurriendo en estos momentos: familias y comunidades enteras que se desplazan de manera obligada a las ciudades o a otras comunidades.

Décadas de conflicto interno en Colombia han dejado saldos sumamente alarmantes. Una de las consecuencias más dramáticas es el hecho de que más de cuatro millones de personas se han visto forzadas a desplazarse abandonando sus territorios y su modo de vida. Familias enteras son obligadas a huir, porque el/la que decide quedarse, es asesinado o sus hijos son reclutados por el narco, la guerrilla o los paramilitares.

Los desplazad@s son principalmente gente que vivía en el campo, en sus tierras, la mayoría son niñ@s y mujeres. La gente huye a las ciudades, donde sólo le queda montar campamentos mientras van encontrando cómo sobrevivir en la ciudad. Al huir, naturalmente se van con lo puesto, a empezar desde cero. Pero además, sufren el acoso de las autoridades de las ciudades que buscan desalojar estos campamentos pero sin dar opciones reales para que estas familias puedan vivir.

México, no es ningún extraño a procesos de desplazamiento provocados por la violencia. La escala del problema es otra, pero la situación actual, la guerra interna que estamos viviendo, puede en poco tiempo traernos esta clase de consecuencias como la que nuestr@s herman@s colombia@s han estado sufriendo por décadas.

Abajo, en la sección de Los Chicotes, compartimos un texto de la situación específica de un campamento de desplazados en el centro de Bogotá. Son acontecimientos ocurridos en esta semana.

Desde México mandamos nuestra solidaridad y lanzamos un llamado para aprender juntos, para aprender de lo que ya pasaron para que no se vuelva a repetir.

____________________________________________________

Los chicotes

En esta sección procuraremos dar voz a las inquietudes que lector@s amablemente me hacen llegar para su publicación en este blog.



Desde Colombia

Desde el pasado 12 de marzo de 2009,  más de mil personas desplazadas y desterradas a causa del conflicto armado en Colombia, provenientes de distintas regiones del país, decidieron -a falta de opciones y ante el incumplimiento del gobierno nacional-  en un acto valentía y fortaleza, convertir la Plaza de Bolívar y días después, el Parque del Tercer Milenio en su lugar de residencia, resistiendo al frío, el hambre, la insalubridad y las amenazas de bandas delincuenciales.

Foto: Antenamutante

Después de los sucesos del primero de mayo toda la población que se había tomado la Plaza de Bolívar, se trasladó al parque tercer milenio, lugar que secretaría de gobierno ofreció mientras se daban acuerdos en las mesas de negociación. Tras ochenta y un días (81) de tortuosa y dolorosa convivencia, estas valiosas familias aún esperan que el gobierno cumpla con los compromisos adquiridos y con aquellos que determina la Carta Política de Colombia, además de garantizarse sus derechos fundamentales y una asistencia humanitaria de emergencia, entre otras por que varias personas presentan síntomas de desnutrición severa, afecciones en la piel, laringitis, gripas, enfermos de cáncer, diabetes y afecciones respiratorias. Es importante defender los derechos vulnerados que deben ser restituidos y  como víctimas del conflicto interno, deben ser reparados conforme los deberes en las leyes colombianas y las normas internacionales.

Luego que lxs funcionarixs del gobierno distrital y nacional, pospusieran las “soluciones” a la grave crisis humanitaria que aún enfrentan las familias, el día veinticinco (25) de mayo ofrecieron como salida la opción de volver a desplazarlxs, esta vez a un albergue temporal. La secretaria de gobierno clara López dio declaraciones a los medios de comunicación a quienes afirmaba que ya había llegado a un acuerdo con la población y que estarían salvaguardados en un lugar cómodo y digno, mientras se hacían los tramites para vivienda y proyectos productivos, lo que no aclaró la secretaria era el lugar exacto de dichos albergues (MATADERO MUNICIPAL Y HOGARES DE PASO PARA CIUDADANOS HABITANTES DE CALLE) al enterarse de este lugar, la mayoría  de la población en situación de desplazamiento decide no abandonar el parque hasta que no den solución verdadera a sus derechos como ciudadanos colombianos. Es así como nuevamente se pospone el desalojo cinco días, las soluciones siguen en las mesas de negociación.

Es urgente llamar la atención nacional sobre esta tragedia que más que reflejarse en estadísticas escandalosas, se expresa de manera cruda y puntual en las historias de vida de miles de personas sometidas al abandono, el maltrato y la vulneración de sus más elementales derechos. Este fenómeno por otra parte, pone en evidencia el deterioro institucional del país, la precariedad moral de nuestra sociedad, la ineficacia de nuestros gobernantes y la degeneración de nuestro sistema democrático situándonos en el limbo de la más palpable oclocracia. El desplazamiento forzado interno en Colombia se ha agudizado ostensiblemente durante los últimos años, al punto que nuestro país superó recientemente a Sudán, y ahora enfrenta la mayor crisis de desplazamiento interno en todo el mundo. Casi cuatro millones de compatriotas han sido despojados de sus tierras, bienes, referentes culturales y han sido arrojados a la miseria. Las medidas tomadas por parte del gobierno nacional han sido insuficientes, no responden a las sentencias de la Corte, ni a las demandas internacionales sobre reparación para las víctimas del conflicto. Urge entonces, encontrar salidas efectivas, decorosas y de aplicación inmediata a esta crisis que amenaza con desterritorializarnos a todxs.

Vale recordar la Ley 387 de1997 Artículo 3º. Respecto a la responsabilidad del Estado. Es responsabilidad del Estado colombiano formular las políticas y adoptar las medidas para la prevención del desplazamiento forzado; la atención, protección y consolidación y estabilización socioecómica de los desplazados internos por la violencia.

Más información, en: http://www.antenamutante.net/
Fotografías del campamento, haga clic aquí.

2 comentarios:

  1. Buen blog mi estimado chicote, te enlazo con el mio para hacer crecer esta red donde da gusto no saberse solo, esta red donde compartimos la indignación por ver como se pudre nuestro país y hay muy poco o nada que podamos hacer al respecto que no sea manifestar nuestra indignación
    visitame en http://mexicoendescomposicion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por la lectura! Ya vi tu blog y está muy bueno, ¡felicidades! Creo que hay mucho que podamos hacer, como informar el debate tal y como lo haces en tu blog. El fenómeno del voto nulo fue un ejemplo muy interesante de cómo las luchas que nacen en internet pueden tener consecuencias más allá de las conexiones electrónicas. Pero también podemos hacer más organizándonos y movilizándonos, exigiendo transparencia, haciendo solicitudes de información, exhibiendo incongruencias y demás triquiñuelas de quienes están en posiciones de poder. Hay diversas organizaciones de la sociedad civil para ello. En la sección de ligas y miradas chicoteras puedes encontrar varias a las que podrías acercarte.

    ResponderEliminar

La ventanilla: para el desahogo, las dudas, las reclamaciones y las sugerencias. (Para prevenir spam, todos los comentarios son moderados por EChPm)