8.10.09

Un Ombudsman que queremos


Por Alberto Serdán Rosales





Se va a renovar la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). A su titular se le conoce como "Ombudsman".

Como parte de Propuesta Cívica, A.C., pertenezco a un grupo que se llama Relevos 2009 que lo conforman la Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH); Católicas por el Derecho a Decidir; Centro de Derechos Humanos "Fray Francisco de Vitoria, O.P."; Fundar, Centro de Análisis e Investigación; Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE); Propuesta Cívica; y Salud Integral Para la Mujer (SIPAM).

Relevos 2009 surge con el objetivo de "integrar una mirada ciudadana al Sistema Ombudsman mexicano, pues consideramos que su fortalecimiento y su autonomía son elementos fundamentales para un Estado democrático en el que debe prevalecer el respeto, ejercicio y vigencia plena de los derechos humanos".

En este marco, desde Relevos 2009 impulsamos un perfil de Ombudsman acorde con los principios internacionales de derechos humanos los cuales creemos indispensables para realizar esta tarea.

De entrada, consideramos que ser presidente de la CNDH no es un puesto cualquiera. No es un servidor público: es un defensor de los derechos humanos.

Ombudsman es una palabra sueca que significa "Defensor/a del pueblo". Para ser Ombudsman, hay qué saber qué implica/significa ser ombudsman: Defensor/a del pueblo.

Un Ombudsman tiene que ser un apasionado de los derechos humanos, un militante de los derechos humanos.

Un Ombudsman debe garantizar total parcialidad con los derechos humanos y total imparcialidad e independencia frente al poder.

Un Ombudsman debe tener un compromiso ineludible con la verdad y con la autocrítica. Debe tener capacidad de trabajo, dedicación y esfuerzo.

Un Ombudsman debe ser congruente, honrado y austero. Es un defensor del pueblo, no debe vivir entre lujos ni ser dandy de la vida social.

Un Ombudsman debe saber trabajar con la sociedad civil. Con gran capacidad de diálogo, colaboración, apertura y de articulación.

Un Ombudsman debe comprometerse (en realidad y no sólo en discursos) con la transparencia y la rendición de cuentas.

Un Ombudsman debe conocer el marco jurídico nacional y, sobre todo, internacional, en derechos humanos y ser leal a esta causa.

Un aspirante a Ombudsman demuestra su creencia en los derechos humanos con su trayectoria. Luchar por ello es un compromiso de vida.

Finalmente, no queremos un Ombudsman que dé continuidad al modelo actual de la CNDH que ha sido ineficaz, derrochadora e ineficiente (véase "CNDH: Cara e inútil", 19/VIII/09).

* Con información de Relevos 2009 y "Perfil ídoneo de Ombudsman" en http://www.relevos2009.org.mx/pdf/perfil.pdf

2 comentarios:

  1. Hola, soy estudiante de artes plásticas en último semestre, estoy preparando mi proyecto de graduación y mis planes son hacer un libro ilustrado con historias acerca del miedo, para ilustrar este tema, decidí pedirle a varias personas que escribieran una narración o un relato o cualquier forma literaria, en la que cuenten un momento en el que se hayan sentido vulnerables y agredidas por sus instituciones. En este trabajo me gustaría retratar la impunidad, la corrupción, el crimen y la violencia de la que somos víctimas los mexicanos y que sobre todo NO DEBEMOS ACOSTUMBRARNOS a vivir así. Y pues ya que cada uno protesta como puede, esta es mi forma. Si quisieras colaborar, por favor escríbeme a: deberiaseryo@gmail.com
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la invitación y muchas felicidades por su iniciativa. En breve me pondré en contacto con Usted.

    Saludos,

    ResponderEliminar

La ventanilla: para el desahogo, las dudas, las reclamaciones y las sugerencias. (Para prevenir spam, todos los comentarios son moderados por EChPm)