27.2.09

Las cucharas grandes: Salarios gubernamentales en tiempos de crisis II / Por Alberto Serdán

Las cucharas grandes: Salarios gubernamentales en tiempos de crisis II

En el post de ayer, (“Salarios gubernamentales en tiempos de crisis”, 26/2/09) dábamos cuenta del incremento en la plantilla de los altos funcionarios del gobierno federal. Veíamos que entre 2005 y 2009 esta plantilla con ingresos brutos superiores a los 138 mil 715 pesos (la mitad de lo que gana el Presidente) creció en 67 por ciento.

Asimismo, observamos que los recursos para sostener a este grupo de funcionarios prácticamente se duplicó en tan sólo cuatro años. De ahora en adelante, los mexicanos tenemos que desembolsar tres mil millones de pesos más cada año, comparado con 2005, para pagar el sueldo de estos angelitos. Y si “seguimos por este camino” (recordando al señor de las botas), el dinero que habremos de pagar será todavía mayor cada año.

Vimos también que ese dinero podría irse a otras prioridades como el apoyo a la ciencia y la tecnología o la promoción de los derechos humanos.

Pues bien, ahora diseccionaremos a las dependencias que más aumentaron su lista de altos funcionarios.

Con información de los Analíticos de Plazas del Presupuesto de Egresos de la Federación, y como puede observarse en la tabla, la Secretaría de Seguridad Pública aumentó en 622 por ciento su nómina de altos funcionarios. Por su parte, la Secretaría del Medio Ambiente incrementó su plantilla en 249 por ciento.

(haga clic sobre la imagen para agrandarla)

Como adelantábamos ayer, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público también tiene lo suyo, aumentó su dream team en 231 por ciento al pasar de 150 a 496 funcionarios con remuneraciones mayores a la mitad de lo que gana el Presidente entre 2005 y 2009. La Secretaría de Salud no se quiso quedar atrás y extendió en 165 por ciento el número de servidores públicos con ingresos superiores en 3.2 veces a lo que gana en promedio el 10 por ciento de los hogares más ricos del país.

La Secretaría de Energía hizo lo propio con una subida en 110 por ciento, mientras que SAGARPA y SEGOB lo hicieron en 85 por ciento entre 2005 y 2009. Cabe señalar que SEGOB es la tercera dependencia con el mayor aumento en el número de funcionarios con 97 plazas.

La polémica Secretaría de Comunicaciones y Transportes incrementó su plantilla en 77 por ciento (algunos mal pensados dirán que el aumento no fue mayor ya que algunos recibirían su ayudadita a cargo de ciertas oficinas del Ajusco y de San Ángel).

Y pues ya entrados en gastos, la dependencia dedicada a reducir la pobreza, la Secretaría de Desarrollo Social, aumentó su plantilla de altos funcionarios en 34 por ciento (y para que no se diga que este gobierno no es de resultados, ya comenzaron a reducir la pobreza de sus funcionarios).

Como en todo, honor a quien honor merece. La Secretaría de Relaciones Exteriores ha disminuido el número de altos funcionarios en 55 por ciento, esto es, 105 altos funcionarios menos entre 2005 y 2009 acorde con el Analítico de Plazas del Presupuesto de Egresos, el cual sólo considera remuneraciones, no así gastos en viáticos y de representación que pudieran disminuir la carga en los gastos de estos servidores. Finalmente, Presidencia de la República consiguió reducir en 15 el número de altos funcionarios entre 2005 y 2009.

Curiosamente, ni la Secretaría de la Defensa Nacional ni la Secretaría de Marina reportan “altos funcionarios”. De hecho, no aparecen las remuneraciones del Secretario de la Defensa y la remuneración del Secretario de Marina (llamado “Servidor Público Superior”) es menor que la del Director de Área de la misma dependencia.

En fin, mientras que la clase política se rasga las vestiduras con el IFE (sin que este blog pretenda defender a esos muchachos), la Administración Pública Centralizada se mueve en las sombras del anonimato. E insisto: ¿y los altos funcionarios del Poder Judicial?, ¿del Legislativo?, ¿de la CNDH? (que por cierto es de las que más sobresueldos tienen). Pues que la opacidad los proteja.

¿No sería tiempo de que los diputados aprueben esa empolvada iniciativa de salarios máximos en todo el sector público, aquella que decía que nadie, ni en el ámbito federal, ni en el local, ni en el descentralizado o paraestatal, nadie puede ganar más que el Presidente?

Ya va siendo hora ¿no?

Una nota final, si los consejeros del IFE se echaron para atrás en el abuso que estaban cometiendo ¿no será ésta una señal de lo que podemos lograr con nuestra presión pública encaminada a los temas (pocos) que generan consenso en el país, encaminada a mejorar, aunque sea un poquito, nuestra vida política y democrática?

Les propongo lo siguiente: manden esta información a amigos y conocidos, que se generen cadenas de correos, videos de YouTube, notas en Facebook, presentaciones de PowerPoint, y más. Que se escuche, y fuerte, que la sociedad mexicana no tolera más abusos y cinismo de los políticos ineficientes. Que valoramos la transparencia y la rendición de cuentas en todos los niveles. Que nos expliquen qué han hecho los partidos, legisladores, jueces, gobernadores, presidentes municipales y los altos funcionarios públicos para merecer tales remuneraciones. Es nuestra hora y sepamos que podemos avanzar con el poder de un teclazo. No nos quita mucho tiempo. Hagámoslo.


FUENTE:
Cálculos de Alberto Serdán con información de:
SHCP, Analíticos Presupuestarios del Presupuesto de Egresos de la Federación(2005-2009)
ENIGH-INEGI, 2006.

1 comentario:

  1. Lo sabía!!!!
    Somos 20 y no 10 como la gente piensa...

    Gracias por el dato y arriba el Necaxa!!!

    Saludos

    Ale Reyes

    ResponderEliminar

La ventanilla: para el desahogo, las dudas, las reclamaciones y las sugerencias. (Para prevenir spam, todos los comentarios son moderados por EChPm)