14.5.09

Reacciones

Reacciones

ENTREVISTA COMPLETA (14 de mayo de 2009):
http://www.mvsnoticias.com/ver_noticia.cfm?id=3491


Rayuela, de La Jornada:

Cuentan que un distinguido priísta, de bigotes pero no pelón, llegó ayer a la morada de De la Madrid para decirle que si no se declaraba demente se moría... o se morían.


Miguel de la Madrid:

[8 de mayo de 2009]

En referencia a la noticia que ha circulado en diferentes medios de comunicación sobre el estado de salud del licenciado Miguel de la Madrid Hurtado, nos permitimos hacer de su conocimiento que el licenciado Miguel de la Madrid Hurtado se encuentra bien de salud, rechazando toda noticia que ha surgido al respecto.

Oficina del Lic. Miguel de la Madrid Hurtado


Miguel de la Madrid:

[13 de mayo de 2009]

Con relación a la información divulgada el día de hoy por Carmen Aristegui deseo precisar lo siguiente:

Actualmente me encuentro convaleciendo de un estado de salud que no me permite procesar adecuadamente diálogos o cuestionamientos, tal como consta en las grabaciones difundidas por la señora Aristegui, en las que mi tono de voz se escucha débil y confuso.

Por lo que dejo en claro, que después de haber escuchado la entrevista con la señora Aristegui, mis respuestas carecen de validez y exactitud.

Rúbrica.


Carlos Salinas de Gortari:

[13 de mayo de 2009]

Debo en primer lugar expresarle el dolor y la indignación que me produjo enterarme de los términos y condiciones en que realizó usted la entrevista que difundió esta mañana con el respetable ex presidente de México Miguel de la Madrid. Dolor, porque confirma su desfavorable situación de salud y la limitación de sus capacidades, e indignación por la falta de respeto con él y con la audiencia, al mostrar así a quien tuvo bajo su responsabilidad la conducción de la República en tiempos complejos.

Yo mismo he estado atento a la evolución de la salud del ex presidente a través de su familia, sobre todo al enterarme del deterioro de sus facultades, por conversaciones con sus allegados, y más recientemente por diversas notas de prensa, entre las cuales le envío esta descripción que resume sus actuales condiciones:

El ex presidente De la Madrid se encuentra delicado de salud... familiares y amigos cercanos han comentado que desde hace varios meses el ex presidente está somnoliento en las reuniones y casi no conversa con sus allegados. Al principio supusieron que se trataba de lo que se conoce como ‘senilidad prematura’, cuyos síntomas principales son pérdida de memoria y confusión, provocados por el envejecimiento de las funciones de un tejido específico, en este caso partes del cerebro. Algunos familiares han comentado que en realidad el ex presidente padece de un enfisema pulmonar muy avanzado, lo que ha generado problemas de oxigenación y circulatorios. Esto ha derivado en irrigación insuficiente en el cerebro... ha provocado pequeños infartos cerebrales... Se trata de un mal degenerativo y avanzado, por lo que estiman que la oxigenación insuficiente ha provocado la pérdida de un tercio de su función cerebral.

Hasta aquí lo que han publicado los medios. Por eso me parece un abuso de la confianza del ex presidente el exponerlo en su delicada circunstancia. Y creo que también es abuso para las audiencias el hecho de ocultar estos datos sobre el estado de salud de un hombre prominente con un serio problema de salud, para establecer los alcances de un intercambio como al que fue sometido.

En lugar de contribuir a un debate informado, como lo requieren las condiciones adversas del mundo de hoy y las aciagas de nuestro país, recurrir a testimonios de personas que padecen esas limitaciones sólo abona al sensacionalismo, pero no a la necesaria claridad.

En relación a los temas mencionados durante la entrevista, hay que empezar diciendo que surgieron después de que el ex presidente De la Madrid ejerció sus responsabilidades, por lo que es evidente que carece de información directa sobre ellos.

En este punto, ni la entrevistadora ni los demás participantes en el programa le proporcionan a su auditorio la información veraz que existe sobre tales temas. Por lo que respecta al señalamiento sobre mis hermanos Raúl y Enrique, ya en los tribunales tanto de México como de Suiza y Francia, después de casi 15 años de investigaciones minuciosas, en sus resoluciones definitivas se comprobó que esas imputaciones fueron falsas y fabricadas, como está documentado en el capítulo 5 de mi reciente obra La década perdida, 1995-2006. Tales imputaciones sin fundamento formaron parte de la campaña fabricada por las autoridades dentro de nuestro país para servir de cortina de humo a la crisis que generaron y las tropelías que cometieron con el Fobaproa y otros temas. Pero tuvo efectos terribles: además de engañar a amplias capas de la población sobre el origen de la crisis, mantuvo a mi hermano Raúl más de 10 años en injusta prisión y facilitó la extorsión que llevó a la trágica muerte de mi hermano Enrique.

En cuanto a la partida, como también se documenta en el mismo capítulo 5 de dicha obra, su ejercicio fue incluido en la revisión por el Congreso de las cuentas públicas de cada año, las cuales fueron auditadas de acuerdo a sus facultades por las comisiones legislativas correspondientes y la Contaduría Mayor de Hacienda, y su ejercicio fue legal, pues se realizó como lo marca la ley. Así quedó avalado con la aprobación anual de las mencionadas cuentas públicas con la votación de los legisladores de los distintos partidos representados en el Congreso, incluso en los años posteriores a mi administración.

Como se documenta en el mencionado capítulo 5, el ejercicio de la partida también fue objeto de amplias investigaciones y resoluciones definitivas de tribunales mexicanos, los cuales concluyeron en 2004 que no se habían cometido desvíos hacia cuentas particulares o personales. Asimismo, en 2006 los tribunales en sus resoluciones lo consideraron como ‘cosa juzgada’. Si bien la secrecía que exige el mandato constitucional no permite informar con detalle sobre su contenido, en distintos medios informativos se ha publicado que entre los destinatarios de la partida se encontraban servidores y ex servidores públicos, intelectuales, partidos, personajes nacionales e internacionales, dirigentes, legisladores, entre otros.

Todo esto ha sido reportado con detalle y publicado. Si se pretende cumplir la responsabilidad con su auditorio y contribuir a un debate informado, sería conveniente que se recurriera a fuentes documentales y se obtuvieran opiniones de personas con el conocimiento directo de los hechos y sin incurrir en abusos de las circunstancias clínicas de los declarantes.

Atentamente.

Rúbrica.


Carmen Aristegui:

El ex Presidente estaba sentado, serenamente, en su escritorio con una grabadora a la vista de él y de sus colaboradores

Reforma
[14 de mayo de 2009]

Miguel de la Madrid, ex Presidente de México, emite una carta pública en la que decide descalificar su propia palabra y todo lo dicho durante el encuentro que sostuvimos en su domicilio particular el pasado miércoles 15 de abril. Afirma que la entrevista que me concedió, para hablar ampliamente sobre su gestión y sobre los últimos años de la vida pública en México, se realizó en medio de una convalecencia de su estado de salud que "no le permitió procesar adecuadamente diálogos o cuestionamientos (...) tal como consta en la grabación (...) en las que mi tono de voz se escuchaba débil y confuso".

Sorprenden varias cosas.

La primera, que se pretendan invalidar los graves señalamientos hechos por De la Madrid en esta entrevista, a partir de una presunta situación de invalidez, enfermedad o convalecencia que, por demás, su propia oficina se había encargado de negar en días recientes a través de otro comunicado en el que se lee que el ex mandatario "se encuentra bien, rechazando toda noticia que ha surgido al respecto".

Lo dicho por el ex Presidente se dio en el marco de un encuentro plenamente acordado. La editorial Random House Mondadori y yo misma solicitamos, con la debida anticipación, la cita del encuentro, el horario y el lugar de su realización con motivo de un proyecto editorial en curso. La entrevista se realizó en su propio despacho. El ex Presidente estaba sentado, serenamente, en su escritorio con una grabadora a la vista de él y de sus colaboradores, y ataviado para la sesión de fotos que realizó Ricardo Trabulsi inmediatamente después de la entrevista. Estuvo amable y con una muy clara disposición a dialogar. Lo dicho por De la Madrid se dio, pues, en un marco de total aceptación suya y de su entorno más inmediato. Resulta insostenible sugerir que lo que dijo, lo dijo sin tener conciencia de ello.

El día anterior a que se transmitiera esta entrevista en Noticias MVS hice una llamada telefónica a la asistente personal del licenciado De la Madrid, Delia González, para pedirle que le comentara que había decidido, por un claro interés periodístico, adelantar la divulgación de la entrevista antes de la publicación del libro que se realiza. Le informé que transmitiríamos fragmentos de la charla durante el programa que conduzco por las mañanas en MVS Radio y que quería que lo supiera con anticipación. Amablemente, esta persona, quien lo ha asistido desde su campaña presidencial, me dijo que se lo comunicaría. No hubo en las horas posteriores intento alguno para frenar su difusión, alegando lo que ahora se comenta para descalificar el dicho del ex Presidente de México.

De la Madrid puede ser que esté cansado, que tenga problemas respiratorios o que, incluso, esté en la parte final de su vida, pero no hay la menor duda de que la entrevista, que duró una hora con 29 minutos, más 20 minutos para las fotos, se realizó con un hombre que estaba dispuesto a estar ahí, con el tiempo, el talante y la claridad suficiente para dejar asentado lo que piensa y lo que sabe sobre la familia Salinas de Gortari. Los señalamientos sobre corrupción, abusos y nexos con el narcotráfico no salieron de un ser balbuceante. Salieron de la voz de un ex Presidente de México, y deben ser investigados.





Raúl Salinas:

[Carta dirigida al diario Reforma]
[13 de mayo de 2009]

Señor Director:

En relación a la entrevista que divulgó el día de ayer su colega Carmen Aristegui, realizada al señor ex Presidente Don Miguel de la Madrid, me permito hacer la siguiente aclaración: Desde 1995 me vi involucrado en una serie de investigaciones y procesos judiciales que, como es del conocimiento de la opinión pública, significaron para mí más de 10 años de encarcelamiento.

El primer juicio que enfrenté fue una acusación fabricada, a través de la cual se me intentó responsabilizar del cobarde asesinato de José Francisco Ruiz Massieu.

La sociedad recuerda cómo para lograr mi encarcelamiento las autoridades sobornaron al testigo principal, pagándole medio millón de dólares a cambio de una declaración inculpatoria.

También fuimos testigos de uno de los capítulos más vergonzosos de la procuración de justicia en nuestro país, cuando desde la propia Procuraduría se orquestó la farsa de la siembra de una osamenta en El Encanto.

Después de casi 11 años de estar privado de mi libertad, el 9 de junio de 2005, tres magistrados del Poder Judicial de la Federación resolvieron mi inocencia y ordenaron mi inmediata libertad.

Cuestionar el fallo que se tradujo en mi liberación no representa un golpe a mi persona, sino a las instituciones de nuestro país, que en estricto apego a derecho resolvieron lo conducente.

Durante mi encarcelamiento, además del proceso por homicidio, fui investigado, acusado y procesado por diversos delitos de carácter patrimonial; sin embargo, para mantenerme en el marco de la entrevista publicada, me permito centrarme en aquello relacionado con los recursos de un fondo de inversión que se constituyó en 1994, de la mano de un grupo de distinguidos empresarios mexicanos.

A partir de 1995, desde México, las autoridades suizas, francesas, inglesas y norteamericanas fueron alimentadas con información fabricada con el uso y abuso de los llamados testigos protegidos, con el único objetivo de lograr que por una vía rápida estos países violaran el secreto bancario y aseguraran esos depósitos.

Las autoridades suizas escucharon entonces a sus homólogos mexicanos, e iniciaron un proceso por demás publicitado de investigación en contra mía y de toda mi familia, con el objetivo de intentar acreditar que los recursos depositados en aquel país tenían relación con el narcotráfico.

Durante 13 años (1995 a 2008) fui exhaustivamente investigado por cuatro de los países más avanzados en materia de investigación criminal (Suiza, Francia, Inglaterra y Estados Unidos). Los elementos encontrados en estos países fueron nutriendo la investigación suiza.

Finalmente, las autoridades suizas concluyeron que no existían elementos que pudieran vincular, ni siquiera a nivel de indicios, el patrimonio depositado en aquel país con alguna actividad relacionada con el narcotráfico.

En junio de 2008, el juez suizo, Paul Perraudin, emitió una sentencia en la que dio por cerrado el caso en Suiza, estableciendo que no existían elementos que me vincularan a mí o a mi familia con el crimen organizado.

El cierre de los procesos judiciales en Suiza tuvo eco en nuestro país, tanto en lo público como en lo jurídico, y como consecuencia de la resolución del juez Perraudin, el 18 de junio, el Gobierno mexicano, a través del subprocurador de Asuntos Jurídicos e Internacionales de la Procuraduría General de la República, fijó su posición y, entre otras cosas, señalo que: "En ningún momento del proceso en Suiza logró determinarse o acreditarse que estos recursos que habían sido depositados en ese país estuvieran vinculados al narcotráfico".

Por otra parte, y en relación con estos mismos hechos, en el año 2006 fui llamado a juicio por la justicia francesa, que también llevó a cabo una profunda investigación sobre el origen de los recursos enviados a Europa.

2 comentarios:

  1. Gracias por colocar las entrevistas en tu blog. Saludos! MAV

    ResponderEliminar
  2. Muy a la orden. ¡Gracias por la lectura!

    ResponderEliminar

La ventanilla: para el desahogo, las dudas, las reclamaciones y las sugerencias. (Para prevenir spam, todos los comentarios son moderados por EChPm)